Home > Contabilidad > Te contamos cómo evitar omisiones en tu Declaración Anual de Personas Físicas

Te contamos cómo evitar omisiones en tu Declaración Anual de Personas Físicas

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Te contamos cómo evitar omisiones en tu Declaración Anual de Personas Físicas</span>

Tiempo de lectura: 3.2 Minutos

Compartir     

Publicado: June 16, 2020

En los últimos años, el campo profesional del Contador ha cambiado su enfoque. En la medida en que las empresas ofrecen un software para agilizar las tareas en Contabilidad, las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) son capaces de llevar su registro contable de forma sencilla y con agilidad, con la ayuda del Contador porque es él quien cuenta con el conocimiento necesario para darte la mejor orientación. 

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos de México (IMCP), el Contador es el encargado de coordinar, dirigir y controlar el registro de todas las operaciones financieras, así como de realizar el análisis e interpretación de estados financieros, resultados y balances de las empresas, en términos fiscales, contables y financieros; elemento básico para la toma de decisiones inteligentes. 

Por lo tanto, es indudable que cualquier persona física requiere de su asesoría para un mejor manejo de su Contabilidad y cumplimiento, en tiempo y forma, de las obligaciones fiscales ante el SAT.

Declara en casa  la alternativa en 2020 

Como todos sabemos, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) extendió la fecha de presentación la Declaración Anual de personas físicas el 30 de junio.

El llamado de las autoridades a quedarse en casa por el riesgo de contagio de COVID-19, motivó  que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) lanzará la campaña “Declara en tu casa”, para que las personas físicas puedan presentar su declaración anual sin salir del hogar. 

Esto con ayuda de una serie de talleres que facilitan la interacción directa para resolver las dudas de los contribuyentes y hacer su declaración.. 

Con todo y estas facilidades, por su parte, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) asegura que no es tan fácil cumplir con esta obligación aunque el SAT tenga toda la información precargada para presentar tu declaración y es necesaria la presencia del Contador.

¿Por qué? El Contador cuenta con el conocimiento necesario para realizar este procesos con la calidad y detalle que se necesita, y de este modo asegurar que el contribuyente cumpla en tiempo y forma con la autoridad fiscal; y sobre todo: no tenga omisiones y errores que le puedan requerir o de mayor carga de trabajo.

Asimismo, el Contador es el profesional que verifica que la información esté completa y correcta para hacer la declaración; entre estos revisa que las facturas y comprobantes de nómina cumplan con los requisitos del SAT y ayuden a elaborar la declaración y, en su caso, deducir correctamente los gastos

Todo este proceso lo hace de acuerdo con los ingresos, gastos y régimen del contribuyente: ¡se asegura que todo esté en regla y correcto!

En ese sentido, la asesoría del Contador es clave para evitar errores u omisiones en tu declaración anual. 

Dos errores imperdonables para el SAT 

Dentro de los principales errores que puede cometer un contribuyente al momento de presentar su declaración anual -que se evitan con la ayuda de un Contador-, se encuentran: 

  1. No considerar el total de todos sus ingresos

El contribuyente puede tener visión de sus ingreso, pero más vale que su Contador se asegure que estos estén completos al momento de iniciar la elaboración de la declaración anual.

Cualquier persona puede acudir al artículo 150 de la Ley del ISR. Por ejemplo: 

  • Si las personas físicas obtienen ingresos acumulables en el ejercicio por los conceptos de prima de antigüedad, retiro e indemnizaciones o cualquier otro concepto mencionado en el Capítulo I y VI del La Ley de Impuesto Sobre la Renta, y además, la suma de esos ingresos no exceda de $400,000.00, siempre que los ingresos por concepto de intereses reales no excedan de $100,000.00 y sobre dichos ingresos se haya aplicado la retención a que se refiere el primer párrafo del artículo 135 de esta Ley.

En ocasiones la Ley cuenta con términos y conceptos difíciles de comprender, muchas veces requiere de interpretación de sus normas tributarias. Para esto existen métodos interpretativos historícos, sistemáticos o análogicos que el Contador conoce y utiliza por lo que puede responder a la pregunta fácilmente. ¡Nuevamente se hace necesaria su asesoría!

       2. Cuando los gastos a deducir: ¡en realidad no lo son! 

Un segundo ejemplo ¿Puedo hacer deducciones personales de un servicio que pagué en efectivo?

Este es un error que muchas veces pasa desapercibido pero es muy importante al momento de hacer deducciones. La Ley del ISR dictamina que el pago de servicios debe ser a través de transferencia electrónica, tarjeta de crédito o débito o cheque. 

El Contador tiene estos conocimientos presentes, por lo cual es fácil que te oriente; y sobre todo asegure que los gastos a deducir son los correctos de acuerdo con los requisitos de ley y régimen fiscal del contribuyente.

El Contador tiene un papel fundamental para que toda la información esté correcta y en orden y así cumplir con las obligaciones fiscales. 

Y todavía más: su labor no se limita a elaborar y cumplir con las obligaciones fiscales, también realiza el análisis de la información financiera y para las empresas y Personas Físicas esto es de gran valor, pues les ayuda a tener visión, entre otras ventajas, del estado de sus finanzas, su negocio y colaborar con la mejor toma de decisiones.

New call-to-action