Home > Gestión empresarial > Crece tus gastos saludablemente: ¿cómo saber si son proporcionales a mis ventas?

Crece tus gastos saludablemente: ¿cómo saber si son proporcionales a mis ventas?

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Crece tus gastos saludablemente: ¿cómo saber si son proporcionales a mis ventas?</span>

Tiempo de lectura: 1.4 Minutos

Publicado: Apr 18, 2017 1:48:36 PM

Hablemos de obtener utilidades a través del control de gastos, una de las principales preocupaciones al momento de emprender un negocio. Aprender a llevar un registro y control de los gastos es, casi siempre, la parte más difícil porque implica disciplina y conocimientos financieros con los que no siempre contamos. Por esa razón, te compartimos esta herramienta metodológica que puede ayudarte a hacer un poco más sencillo este proceso.

El entendido inicial es éste: si las ventas han aumentado, los gastos también lo harán; este aumento en las ventas se traduce en mayor inversión en materia prima, recursos, maquinaria, personal, etc. La clave en todo esto está en identificar hasta qué punto pueden incrementarse los gastos. En la siguiente gráfica se puede ubicar el punto de equilibrio ideal para el crecimiento de ventas y gastos:

Curva

Éste es el punto límite de los gastos pues, si estos rebasan a las ventas, la empresa no obtendrá utilidades y esto afectará la productividad del negocio, de ahí la importancia de aprender a medir y saber qué hacer para mantener la rentabilidad de la empresa.

 Método Scaling:

Para encontrar este punto es muy útil el método scaling, un indicador que permite conocer la proporción en la que crecen los gastos con respecto a las ventas. Si el indicador es menor a 1 significa que la empresa va por el camino correcto, por otro lado, si es mayor, se deberá pensar en cambiar las estrategias de trabajo.

Veámoslo a detalle. Es un método muy sencillo: en primer lugar, se debe obtener la información actualizada de las ventas y gastos de los dos periodos que se quieran comparar, con ella se calcularán los porcentajes de ventas y gastos respectivamente: dividimos la cantidad del periodo actual entre la del periodo anterior, se le resta 1 y el resultado se multiplica por 100 para obtener un porcentaje.

 Finalmente, sólo se tiene que dividir el porcentaje de gastos entre el porcentaje de ventas: así obtenemos el porcentaje de scaling, tal y como se muestra en la siguiente tabla.

tabla

Una vez que se conoce la realidad de la empresa, sólo se necesita implementar diversas tácticas que ayuden a hacer más eficiente el uso de los recursos y reducir los gastos paulatinamente.

Compartir