Cómo descubrir nuevas oportunidades de negocio

Publicado: 26 Nov 2016 Por: Ricardo Cantillón

Si buscas avivar la llama de tu negocio o mantenerla ardiendo intensamente, es el momento de explorar nuevas alternativas: empieza por el corazón de tu empresa para después analizar tu horizonte. A continuación, te compartimos un sencillo paso a paso para encontrar nuevas oportunidades de negocio.

  1.  El buen innovador por su casa empieza

Haz un balance de tus puntos fuertes y débiles para descubrir áreas en las que podrías ser más eficiente.

Primero, identifica cualquier activo humano, físico u operativo que esté desaprovechado:

  • Productos: revisa fríamente tus estadísticas de venta y rotación de productos; ¿qué líneas de producto son de bajo rendimiento?, ¿es necesario introducir uno nuevo al mercado para reactivar tu flujo de inventario?
  • Proveedores: ¿tienen un buen historial de calidad?, ¿te han quedado mal alguna vez?, ¿son puntuales?, ¿tienen finanzas sólidas?
  • Sistemas: ¿tienes las herramientas necesarias para hacer tu trabajo más eficazmente?, ¿las que tienes verdaderamente te ayudan a resolver problemas?
  • Efectivo y créditos: ¿tienes un balance actualizado en estos rubros?, ¿hay alguna alarma encendida?
  • Habilidades, conocimiento y experiencia de tu equipo: habla con ellos, ¿necesitan aprender algo en específico para desempeñar mejor su trabajo?, ¿podrían rendir mejor en alguna otra área de tu empresa?
  • Reputación de tu empresa: ¿qué dicen tus clientes de ti y tus productos?, ¿cómo son sus críticas?
  • Posicionamiento de tu marca: ¿tu marca es reconocible?, ¿tienes un plan de difusión en marcha?, ¿es congruente con tu esencia y tu producto?
  • Métodos de distribución: ¿tus puntos de venta tratan bien tu producto?, ¿tus consumidores realmente acuden a estos lugares?
  • Analiza las fortalezas y debilidades de tu negocio, e intenta determinar la causa de ciertos resultados. Considera esta autoevaluación, si te resulta difícil ser objetivo, puedes recurrir a consultores externos:
  • ¿En qué aspectos sobresale y se queda corta tu empresa?
  • ¿En cuáles es innovadora y en cuáles es poco productiva?
  • ¿Cuáles son las debilidades de tu negocio que son puntos fuertes de tu competencia?

Un examen completo puede ayudarte a responder estas preguntas clave:

  • ¿Qué fortalezas se pueden utilizar como base para crecer?
  • ¿Tus debilidades pueden corregirse y convertirse en fortalezas?
  • ¿Qué nuevas oportunidades puedes identificar después de considerar las fortalezas y debilidades actuales?
  1. Tu deber es llenar vacíos

Cuando hablas con tus clientes puedes averiguar qué necesitan: escúchalos muy bien. Sus descontentos y dolores te proporcionarán un mapa luminoso para la innovación. Más que estudiar sólo a tus competidores, preocúpate por detectar y llenar los vacíos y necesidades de tus clientes: es una vía fresca y abierta para encontrar nuevas soluciones.

Busca áreas ocultas de promesas incumplidas, necesidades y lagunas de información que padezcan tus clientes. Todas éstas son fuentes de oportunidades y, si llegas a ellas en primer lugar, pueden ayudarte a dar un salto competitivo que te coloque en ventaja frente a tus competidores.

 

  1. La especialización es el mayor activo del emprendedor

Es esencial que tu negocio se desmarque del resto, empresas pequeñas y grandes del sector; concéntrate en tus capacidades únicas —¿qué ofreces que los demás no pueden ofrecer?— y en tus productos estrella.

  1. Tatúatelo: todos tus productos deben satisfacer una necesidad

Si estás evaluando una oportunidad que buscas aprovechar con un nuevo producto, debes preguntarte: ¿hay realmente una necesidad que cubra este producto? ¿Resuelve un problema? Confirma si pueden interesarse en él: habla directamente con el público objetivo de ese nuevo producto, una encuesta puede ser un medio eficaz de acercarte a ellos.

  1. ¿Cuentas con los recursos necesarios para que la oportunidad florezca?

Sé honesto: ¿tienes lo necesario para echar a andar el tipo de nuevo negocio que tienes en mente? ¿Serás capaz de costear los recursos para ayudarlo a crecer? Si no es así, plantéalo como un objetivo más realista a mediano plazo.

  1. ¿Es el momento adecuado en términos de mercado?

Todo debe estar sincronizado para que funcione: tu momento personal, el momento del mercado y el entorno geográfico de tu negocio.

  1. Asesórate

Si es posible, habla con alguien que se haya involucrado en una empresa similar, rodéate de información concreta: cifras y experiencias que te suavicen la toma de decisiones.

Sé un cazador de grandes oportunidades: necesitas más que sólo fe para lograr que la gente compre tus productos. El simple hecho de que existan no significa que las personas los desearán. Dibuja muy bien el mapa que te dé nueva energía, entusiasmo y visión del crecimiento de tu compañía. ¡La mejor de las suertes!

Topics: Gestión de tu empresa, #LoMásLeído, #MejoraTuNegocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE

REDES SOCIALES