¿Por qué debe importarte el control interno de tu negocio?

Publicado: 21 Oct 2019 Por: CONTPAQi

¿Conoces los riesgos de no contar con un control interno sólido en tu empresa? Los principales problemas que enfrentan los negocios son la pérdida de recursos, tiempo perdido en la ejecución de tareas, y, en casos más graves, delitos como fraudes. 

De acuerdo con la consultora PwC, el mayor incremento de este tipo de delitos económicos se registró en América Latina con 25% más en el 2018 con respecto al año 2016; en México, el incremento fue de 21 puntos porcentuales.

Una manera de hacer frente a este tipo de problemáticas y alcanzar altos niveles de competitividad, por medio de la transparencia y rendición de cuentas, es con la ayuda de  procedimientos y métodos que direccionen las operaciones de manera óptima en la organización; mejor conocido como control interno. 

Te puede interesar: Elementos básicos de control interno que requiere tu empresa

 

La Association of International Certified Professional Accountants (por sus siglas en inglés AICPA), define control interno como el proceso diseñado para proporcionar seguridad y fiabilidad de la información financiera con respecto al logro de objetivos. 

El control interno permite a tu negocio:

  • Reducir el riesgo en la pérdida de activos.
  • Garantizar que la información en el plan de la organización es completa y precisa.
  • Estados financieros confiables.
  • Operaciones que cumplen con las
  • Operaciones que cumplen con las disposiciones legales.

Implementar un sistema de control interno efectivo beneficia la reducción de errores involuntarios o intenciones de fraude. El control preventivo permite minimizar o erradicar esos errores o fraudes. 

Asimismo, podrás detectar errores antes de que sean problemas severos. 

Por lo tanto, debe importarte el control interno de tu negocio si buscas alcanzar objetivos como: 

  • Protección de activos físicos y financieros de una empresa contra fraudes, robos y errores. 
  • Garantizar informes financieros confiables, lo que posibilita la toma de decisiones mejor informadas.
  • Presentar declaraciones de impuestos completas y precisas y cumplir con las obligaciones fiscales en tiempo y forma, gracias a que los datos financieros son veraces y oportunos.
  • Operar de manera efectiva gracias a la implementación de procedimientos establecidos.

Te puede interesar: Control de ingresos, gastos y procesos en tiempo real

Por último, el control interno es funcional cuando se diseña correctamente y trabaja de acuerdo con los planes de la empresa. 

Es importante un monitoreo que ayude a asegurar que el sistema de control interno está trabajando de manera adecuada. 

Para monitorear los sistemas de control basta con preguntarse si funciona según lo estipulado, si ayuda a resolver problemáticas con prontitud, o si existe una revisión periódica.

Topics: Gestión de tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueva llamada a la acción

REDES SOCIALES