Cómo hacer la proyección de estados financieros acertadamente

Publicado: 29 Apr 2019 Por: CONTPAQi

Saber qué pasará es una de las mayores interrogantes en todos los ámbitos y todos los tiempos, en especial si se trata de un negocio. Seguramente alguna vez te preguntaste: ¿Qué pasaría si renuevo mi materia prima o si logro vender más? Una proyección de estados financieros ayudará a tener un poco más de certeza. Averigua en qué consiste.

No está de más recordar la importancia de los estados financieros. Este tipo de reportes ayuda a conocer el estado de salud de las empresas. Si esta es positiva o presenta malestares, los dueños de una empresa y su equipo de gerentes, directores y colaboradores, pueden tomar mejores decisiones.

Tiene la oportunidad, si es el caso, de replantear el rumbo del negocio y cómo hacerlo.

Los estados financieros en el día a día de los negocios, ayudan a definir dónde invertir, plantear proyectos, establecer acciones preventivas y crear una estrategia cuidadosa para mejorar, entre otros indicadores, los ingresos del negocio, ya sea en el presente y a futuro.

De toda la información de la que dispone una compañía, que apoye la toma de decisiones y refleje la situación financiera y económica en la que se encuentra, podemos mencionar 4 tipos de estados financieros. Aquí te decimos cuál es su utilidad:

  • Estado de resultados: presenta las pérdidas y ganancias del negocio a partir de la medición de la rentabilidad. Para hacerlos, se recomienda fijar un periodo de tiempo, ya sea mensual, trimestral o anual porque, principalmente, mide los resultados finales.

El estado de resultados ayuda a monitorear cómo va la operación de la empresa y aunque puede haber tres periodos de tiempo para medirlos, una recomendación consiste en revisarlos a corto plazo a fin de implementar acciones correctivas si estas son necesarias.

  • Balance general (o estado de posición financiera): una manera de administrar el dinero, ya sea de manera individual o como empresa, es siguiendo el dicho “no hay que gastar más de lo que se tiene”; y para seguirlo de manera puntual sólo hay una condición que resulta básica: saber cuánto y qué se tiene.

Justo esta es la función del Balance general. Un informe generado por el área de Finanzas o de Contabilidad de la empresa que presenta los gastos, ingresos y saldos de un año fiscal que concluye.

En términos prácticos, indica lo que posee una empresa con los indicadores de activos, pasivos y patrimonio neto.

De manera puntual:

  • Activos: es todo lo que posee la compañía: dinero en efectivo, en el banco, inmuebles, mobiliarios, utilería, terrenos, equipos de cómputo y genéricos, deudas de terceros para con la empresa, entre otros.
  • Pasivos: son todas las deudas que la empresa tiene: servicios por pagar, proveedores, etc.
  • Patrimonio neto: tiene que ver con aquello que la empresa tiene restando todos los pasivos de los activos. Es decir, es el patrimonio una vez descontadas las deudas de lo que posee.

¿Para qué sirve el Balance general? En las empresas representa una herramienta fundamental para la toma de decisiones; porque es otra manera de conocer el estado financiero de la compañía en el presente y, de esta manera, realizar proyecciones nuevas como inversiones, posibles expansiones y cobertura de nuevos mercados o realizar compras.

Si existe un consejo de accionistas, el Balance general ayuda a la organización a manejarse con transparencia y honestidad con dicho grupo. A través de este balance, cada uno de los integrantes saben el estado económico de la empresa dando confianza y certidumbre de las inversiones por hacer.

Con terceros, nuevamente el Balance general representa un instrumento que presente la situación financiera; más con el objetivo de conseguir, por ejemplo, un préstamo ante el banco u otra institución; o buscar nuevos inversionistas.

  • Estado de origen de aplicación de recursos: se trata de una herramienta más para el análisis financiero y económico de la empresa, y específicamente permite conocer si las ganancias (o utilidades) son suficientes para atender el financiamiento requerido. De tener un resultado positivo, la compañía puede realizar estas acciones bajo una gestión eficiente de sus utilidades.

En caso de tener un resultado que no es el esperado; entonces puede establecer una estrategia para buscar otras fuentes adicionales de financiamiento.

Para este tipo de reporte, es importante detallar los recursos que han ingresado al negocio durante algún periodo o ejercicio; así como el uso que se les ha dado. En este punto, resulta relevante identificar el origen de los recursos que ingresan y el destino que se les da.

  • Estado de costo de producción y de lo vendido: Para las empresas que producen bienes resulta importante conocer el costo de todo su proceso de producción: mano de obra, materia prima, servicios y recursos utilizados. En ese sentido, el estado de costo de producción y de lo vendido proporciona una visión general y detallada de este indicador para determinar el costo de las ventas.

¿Para qué sirve? En una empresa, ayuda a determinar el presupuesto a ejercer, saber cuánto cuesta cada unidad fabricada, conocer la eficiencia de la producción, saber implementar acciones para el control de los costos y estos no se rebasen y comparar costos estimados y costos reales.

De esta manera, el beneficio central impacta en el buen gasto del dinero invertido en producir un bien.

Una correcta interpretación de los estados financieros informa de cómo se ha manejado la empresa o negocio en el tiempo, si las decisiones han sido las mejores, identificar áreas de oportunidad y mejora, conocer si su producto es rentable, en dónde es preciso reducir gastos o si existe la oportunidad de atender otros mercados, ya sea en donde ya tiene presencia la empresa o fuera de su país de origen.

Los estados financieros no sólo son útiles para generar e integrar la información que ayuda a cumplir con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y sus disposiciones fiscales o cumplir con los requisitos del banco en caso de requerir su ayuda en términos de financiamiento.

Generar este tipo de informes da la oportunidad de analizar, interpretar y tomar mejores decisiones y de este modo plantear una estrategia de alcance de metas.

Con ayuda del Contador puedes generar y proyectar estados financieros para implementar acciones preventivas que ayuden a cumplir los objetivos del negocio, apoyándose en la tecnología, específicamente en un software contable cuyas funcionalidades incluyen la generación de estados financieros y estados de resultados, entre otros informes.

Al adquirir un software contable, un punto a revisar es que incluya funcionalidades para hacerlo. De igual modo, contar con la asesoría de especialistas en este punto también es importante.

Fuentes: Block, Hirt, Danielsen, Fundamentos de administración financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueva llamada a la acción

REDES SOCIALES