Qué es el esquema de sueldos asimilados a salarios

Publicado: 7 May 2019 Por: CONTPAQi

Si eres empresario o planeas iniciar un negocio por tu propia cuenta, y necesitas del personal suficiente, reorganizar tu plantilla laboral o ampliarla, probablemente hayas escuchado hablar de las contrataciones bajo el régimen de ingresos asimiladores al salario, o “sueldos asimilados a salarios”, como también se le conoce. ¿Pero en qué consiste esta modalidad? Aquí te decimos.

Se trata de un régimen fiscal para Personas Físicas que deciden prestar sus servicios profesionales a empresas o a otra Persona Física, de manera esporádica o temporal.

Por su actividad, tanto profesional como intelectual, reciben un pago y solo están obligados, de acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a pagar un solo impuesto: el ISR.

En ese sentido, quienes contratan trabajadores en este régimen realizan las retenciones correspondientes y no están obligados a solicitar recibos de honorarios, así como tampoco deberán realizar el cálculo del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Por lo mismo, quienes los contratan tampoco están obligados a otorgarles seguridad social u otras prestaciones de ley como aguinaldo, reparto de utilidades, etc.

De acuerdo con el SAT, los contribuyentes bajo esta modalidad tienen las siguientes obligaciones:

  • Estar inscritos ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Esto puedes hacer el propio trabajador o quien lo contrata. Es muy importante que ellos mantengan sus datos actualizados.
  • Pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR). Esto se hará mediante las retenciones que haga quien emplea y deberán estar en los recibos (Comprobante Fiscal Digital por Internet [CFDI 3.3]) que se entreguen, de acuerdo con el Artículo 100 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.
  • Declaración anual por los ingresos obtenidos. Esta pueden hacerla quienes contratan o el empleado.

¿Cuál es la diferencia entre ingresos asimiladores al salario y pago por honorarios?

Quienes están bajo este primer esquema tributario (que también es conocido como sueldo asimilados) pagan el ISR mediante las retenciones que les hace el empleador. En el caso de quienes presten sus servicios a una persona física o moral bajo la modalidad honorarios (servicios profesionales), deben cumplir con las siguientes obligaciones fiscales por cuenta propia:

  • Emisión de recibos de honorarios bajo el formato CFDI 3.3
  • Pago del ISR
  • Pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA)
  • Declaración anual y declaración mensual

¿Quiénes contratan a su personal bajo este régimen de asimilados?

Generalmente son compañías que requieren de personal por temporada o de manera eventual, como desarrolladoras de software, agencias de marketing o que realizan proyectos temporales.

La Comisión Representantiva ante Organismos de Seguridad Social (CROSS), afirma que bajo esta modalidad, también se adquieren los servicios de mandos medios, vendedores, administrativos, etc.

¿Conviene a mi negocio tener personal como bajo el esquema de ingresos asimiladores al salario?

Muchas empresas que recién inician sus negocios contratan a parte de su personal bajo este régimen, porque facilita sus operaciones y su carga fiscal.

Por lo tanto, esta forma de contratar personal ayuda a los negocios a mantener equilibradas sus finanzas y evitar gastos innecesarios durante el tiempo que contrate servicios temporales.

¿Cómo hago más ágil la remuneración del personal bajo este régimen?

La tecnología y el software de nómina buscan agilizar el cumplimiento en tiempo y forma de esta obligación, y además ayudan a los Contadores y dueños de negocio a tener un mejor registro, control y panorama sobre los recursos destinados a la nómina y otras prestaciones, sean de ley o extraordinarias, como caja de ahorro, horas extras, etc.

El software de nómina se mantiene actualizado con las últimas disposiciones del SAT en cuanto a formatos, requerimientos técnico-informáticos y demás solicitudes. Elige uno que cumpla con estas características.

Si estás por iniciar la adquisición de un software de nómina, también verifica que incluya asignación de folios fiscales (timbrado) de CFDI ilimitados por parte de un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) y un validador de CFDI, que te permita conocer si tus comprobantes cumplen con los requisitos técnicos y fiscales. Esto te permitirá tener mayor libertad en tus operaciones.

Asegúrate de que te ofrezca un valor agregado con herramientas como un Administrador de Documentos (ADD), que facilite la localización de los CFDI, generación de reportes por conceptos y una mejor gestión de estos comprobantes.

Cumple tus obligaciones y mejora la gestión de las nóminas con la tecnología. ¡Te conviene!

Fuentes: SAT, Ley del Impuesto Sobre la Renta, Ley Federal del Trabajo, Código Fiscal de la Federación, Código Civil de la Federación, CROSS, Silvia Ávila, contadora encargada de nóminas de la empresa de recursos humanos Atalaya, Jesús Mendoza Zepeda, contador público

Topics: Gestión de tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueva llamada a la acción

REDES SOCIALES