Home > Tendencias fiscales > Declaración Anual Personas Morales: lo que necesitas saber

Declaración Anual Personas Morales: lo que necesitas saber

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Declaración Anual Personas Morales: lo que necesitas saber</span>

Tiempo de lectura: 5.3 Minutos

Publicado: Mar 22, 2019 7:44:44 PM

El próximo 31 de marzo, concluye el plazo para presentar la Declaración Anual de las Personas Morales. Por tal motivo, es importante hacer un repaso de esos aspectos y acciones a tomar en cuenta para entregar de manera correcta y disminuir la posibilidad de errores.

Cerca de 500 mil contribuyentes están en la categoría de Personas Morales,  de acuerdo con datos del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP); y para tener una dimensión de la importancia de este grupo en el cuarto trimestre de 2018 la recaudación del Impuesto del Valor Agregado (IVA) ascendió a 922 mil 231.7 millones de pesos, donde las Personas Morales aportaron 97.7%.

En tanto, los ingresos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), considerando el mismo periodo, ascendieron a un billón 664 mil 243 millones de pesos. De la misma manera, las Personas Morales contribuyeron con el 97% de recaudación de ese impuesto.

Dos de las más importantes contribuciones, IVA e ISR, corresponden a ese tipo de contribuyentes. De ahí la importancia de que este sector esté al día en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

No olvidemos que las Persona Morales pueden ser empresas, organizaciones o asociaciones conformadas por 2 o más socios.

Tres puntos centrales a saber de la Declaración Anual Personas Morales

Ahora bien, cuáles son los principales aspectos qué debes saber acerca de la Declaración Anual de Personas Morales 2019: 

  1. El ejercicio a presentar corresponde a 2018, porque serán los datos de ese año los que se reportan ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
  2. La declaración debe presentarse a más tardar el 31 de marzo. Al caer en domingo, la fecha se recorre al 1 de abril de 2019.
  3. La obligación a cumplir en esta declaración, es calcular y enterar al SAT el Impuesto Sobre la Renta (ISR) del ejercicio correspondiente

La autoridad recomienda que esta declaración de impuestos se trabaje durante enero, febrero y marzo de cada año a fin de cumplir con la fecha límite de entrega y, en su caso, evitar algún contratiempo que derive en un retraso.

Las Personas Morales, en comparación con las Personas Físicas, tienen más fortaleza administrativa y al mismo tiempo más obligaciones jurídicas y fiscales. En ese sentido, se requiere mayor inversión de tiempo para preparar, registrar y tener lista la información, y más papeles de trabajo para llenar los anexos que se solicitan.

Aun cuando las empresas y sus equipos contables están familiarizados con esta obligación fiscal, siempre deben hacerlo con anticipación a fin de evitar, entre otras cosas, un retrabajo como presentar una declaración complementaria para corregir errores u omisiones, en caso de tenerlos. O, en otro escenario, atender una invitación del SAT para revisar la información enviada.

Una fortaleza, nos guste o no, tiene que ver con la Factura Electrónica  la emisión de facturas electrónicas (CFDI) prácticamente se elimina todo margen de que algún comprobante quede fuera y no sea considerado.

Acciones a cuidar para elaborar la Declaración Anual de Personas Morales

De acuerdo con el tamaño y cantidad de operaciones, existen algunas acciones a cuidar en las empresas dirigidas principalmente a asegurar que se tiene toda la información para elaborar la Declaración Anual de Personas Morales.

Las acciones que compartimos tienen que ver con la gestión de los comprobantes digitales (CFDI), que son el punto de partida para iniciar la elaboración de la Declaración Anual. En este artículo, las tienes: 

  1. Contar con todas las facturas emitidas y recibidas: sin excepción, por cada ingreso recibido y pago hecho tiene que haber sido emitido un comprobante digital (CFDI) que cumpla con las últimas disposiciones del SAT.
  2. Tener todos los comprobantes digitales (CFDI)  de nómina: uno de los gastos a reportar en la Declaración Anual está relacionado con los pagos por concepto de sueldos y salarios. Debes asegurarte de contar con todos los comprobantes que respalden estas operaciones y que estos cumplan con la información fijada por el SAT; como aportaciones al IMSS e Infonavit, impuestos a pagar, etc.
  3. Verificar la validez y vigencia de las facturas electrónicas: todos los Comprobantes Digitales Fiscales por Internet (CFDI) deben cumplir con los requisitos estipulados por el SAT en cuanto sello, estructura y cadena original. Si bien, son términos técnicos; existe software empresarial con herramientas complementarias que te ayudan a verificar estos datos. En cuanto a la vigencia, es cuestión que los comprobantes digitales no hayan sido cancelados y puedas tomarlos en cuenta para hacer tu declaración.
  4. Hacer una conciliación de facturas emitidas por la empresa y las que tiene el SAT: el objetivo de esta acción busca detectar posibles variaciones entre la información que tiene la empresa versus la autoridad fiscal.
  5. Revisar posibles operaciones simuladas: una acción que suma justo tiene que ver con que los proveedores no estén como presuntos o definitivos en la lista del SAT de operaciones simuladas (lo que hoy se conoce como EFOs), de acuerdo con el Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Finalmente, hay otras tareas a cuidar como actualizar la relación de activos fijos, revisar los papales de trabajo, contar con los pagos provisionales, hacer conciliaciones contables y fiscales, comparar las declaraciones de otros ejercicios hechos, considerar las pérdidas fiscales, tener a la mano estados financieros y verificar el cumplimiento de otras obligaciones fiscales como la Contabilidad Electrónica con el objetivo de saber que información se ha entregado.

Tecnología, un aliado

Un punto importante,  es el uso de la tecnología. Utilizar un software contable, por ejemplo, ayuda a eliminar los procesos manuales.

Además de realizar en automático la captura y registro de información, definición de ingresos y gastos, relacionamiento de comprobantes, contabilización, conciliación, balance general, balanza de comprobación, pagos provisionales y estado de resultados, como parte de las acciones y reportes a tener y presentar la Declaración Anual de Personas Morales.

También incluye, funcionalidades como un Administrador de Documentos Digitales (ADD) para facilitar los procesos de verificar la validez, vigencia y estatus de las facturas sin visitar el portal del SAT.

La Declaración Anual de Personas Morales, puede ser un proceso sencillo o complicado. Todo dependerá del orden y organización de tener la información lista. Tu equipo de Contadores, sin duda, es un apoyo relevante para esta obligación.

 

Nueva llamada a la acción

Compartir