Home > Transformación Digital > Comercio electrónico, el camino al éxito de las PyMEs

Comercio electrónico, el camino al éxito de las PyMEs

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Comercio electrónico, el camino al éxito de las PyMEs</span>

Tiempo de lectura: 2.4 Minutos

Compartir     

Publicado: June 9, 2021

La última década ha sido testigo del nacimiento de un gran número de sitios web de comercio electrónico; esto gracias a que muchas pequeñas empresas están desarrollando sus tiendas en línea.

De acuerdo con el estudio ‘PyMEs en México: Tres Claves para su Reactivación’, elaborado por CONTPAQiⓇ, apenas el año pasado, sólo 3 de cada 10 negocios vendían en línea, pero hoy lo hacen 4 de cada 10. 

Si bien el medio más concurrido para la venta online es la página web oficial de la empresa, los negocios también recurren a otras formas menos formales como Marketplace, WhatsApp, Instagram, Mercado Libre y Amazon.

El comercio electrónico siempre fue el camino del futuro, pero ahora lo es más que nunca. Con la pandemia el mundo se ha convertido en un lugar de incertidumbre, cautela y distanciamiento social, lo que pone de manifiesto las numerosas ventajas del comercio electrónico para empresas y consumidores. 

El comercio electrónico estaba creciendo de manera predecible hasta que COVID-19 lo puso en una trayectoria acelerada. La pandemia destacó sus numerosas ventajas, por ejemplo:

  1. Costos más bajos 

Las ventas en línea eliminan la necesidad de una tienda física, lo que significa costos fijos más bajos para la empresa. Además, dado que la mayor parte del comercio electrónico está automatizado, se requiere menos personal. Estos ahorros de costos se traducen en precios más bajos para el consumidor y más ventas para el negocio. Este es uno de los beneficios clave del comercio electrónico para las empresas.

  1. Datos del cliente

Vender en línea te da acceso a datos de clientes a los que simplemente no puedes acceder a través de la venta minorista tradicional. 

Los consumidores en línea no solo suelen proporcionar su nombre, dirección de correo electrónico y número de teléfono al pagar o registrarse en un sitio, sino que también brindan una gran cantidad de datos demográficos y de comportamiento del consumidor que pueden ayudarte a optimizar el viaje del consumidor de forma más eficaz y precisa.

  1. Base de clientes más amplia 

Con el comercio electrónico, los límites geográficos se vuelven intrascendentes. Puedes vender tus productos a compradores en línea de todo el país o incluso de todo el mundo. No estás limitado a los compradores en tu ubicación física.

Internet también abre su tienda minorista a diferentes audiencias de nicho a las que no tendrías acceso. Al usar múltiples puntos de contacto en línea, puedes acceder a los clientes desde todas las redes sociales, los foros y la búsqueda de Google.

  1. Siempre abierto

Cuando vendes en línea, tu negocio está abierto todo el día durante todo el año. La automatización asegura que el proceso de ventas siempre fluya y los consumidores puedan comprar cualquier día, en cualquier momento.

  1. Más fácil de ampliar

Ampliar o hacer crecer una tienda física requiere más espacio, empleados y espacio en los estantes, y todo ello conlleva gastos. Por el contrario, es muy sencillo hacer crecer una tienda en línea, todo lo que necesitas es más inventario, algunos ajustes digitales y posiblemente más espacio de almacenamiento, que es mucho menos costoso que el espacio de la tienda.

Vender en línea también elimina la necesidad de abrir una nueva tienda en otra ubicación, ya que ya está al alcance de un mercado global.

Hay potencial

Con base en los beneficios del comercio electrónico para las empresas, así como en las estadísticas del comercio electrónico, está claro que la venta en línea es el camino a seguir. Pero eso no quiere decir que las tiendas físicas desaparezcan después del Coronavirus.

Si ya vendes en línea, estás en una posición privilegiada para capturar a los muchos consumidores que se han volcado hacia las compras en línea en estos tiempos inciertos. 

Los resultados del estudio de CONTPAQiⓇ demuestran que hay un enorme potencial cuando las PyMEs profesionalizan su canal de venta con un  e-commerce. No cabe duda que esta tendencia de mercado llegó para quedarse y ayudará a las PyMEs a alcanzar un mayor número de  clientes.

Nueva llamada a la acción