Nueva Factura Electrónica sin tanto dolor: ¡acelera tu curva de aprendizaje!

Publicado: 20 Feb 2018 Por: Omar Barrera Dávila

¿Complicaciones con la nueva versión 3.3 del CFDI? ¿Cómo podemos sumarnos a la Nueva Factura sin tanto dolor?

De inicio, no debemos perder de vista que este cambio, vigente desde el 1 de enero de 2018, establece modificaciones que como empresarios y, sobre todo, Contadores debemos conocer, analizar y aprovechar.

Por ejemplo, hay un Catálogo con más de 5o mil claves de productos y servicios, además de otros que tienen que ver con el Método y Forma de pago.

¡No pienses en un software!

Sin importar que tipo de contribuyente, empresario y/o profesional que seamos, antes de pensar en un software empresarial para atender esta disposición; el primer paso que recomendamos es revisar, repasar y conocer a detalle las nuevas disposiciones que implica el CFDI 3.3.

De no hacerlo así: simple y sencillamente no estaremos preparados ni podremos facturar; o estaremos generando nuestras facturas con errores. Tendremos entonces que cancelar y volver a emitir; y si no detectamos esas posibles equivocaciones podríamos ser acreedores a una sanción o multa por parte de la autoridad al no cumplir con los requisitos o cambios más recientes.

Áreas contables más eficientes

Como segunda acción: revisar nuestros procesos contables y administrativos. Hay que saber exactamente qué tipo de productos y/o servicios vendemos, además de otros aspectos: ¿cómo estoy emitiendo mis facturas?, ¿cómo hago llegar mis facturas a mis clientes?, ¿cómo me pagan mis clientes? entre otros.

El objetivo es poner en orden nuestras áreas o departamentos Contables, y sobre todo nuestros procesos; y así implementar de manera más fácil la Nueva Factura y cumplir con lo que pide el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

¿Qué tipo de software me conviene más?

Finalmente, la tercera recomendación, ¡ahora si!, consiste en revisar con qué software empresarial voy a emitir mis comprobantes, cumpliendo con la versión 3.3.

Si no hemos adquirido uno, es momento de evaluar las marcas que existen en el mercado cuidando que ya esté actualizado con todos los cambios; así como su respaldo de marca con atención por diferentes medios para la capacitación, soporte técnico, instalación y configuración. Por lo general, este tipo de productos se comercializa a través de distribuidores autorizados. En este caso, también debemos revisar la calidad del servicio de dicho distribuidor.

Para quienes ya cuenta con un software, habrá que cuidar su actualización a todos los nuevos cambios y que la configuración de estos sea sencilla.

Sumarse a la Nueva Factura es sencillo si tomamos en cuenta estas recomendaciones y, principalmente, si lo hacemos con orden y anticipación.

Acciones adicionales

Mas ante el proceso de actualización de información que esta nueva versión representa, ¿existe alguna acción en particular que el contribuyente debe realizar de manera inmediata? Si,pensando en la operación diaria de una empresa, hay varias acciones inmediatas a realizar:

  1. Es  muy importante conocer y figurar el Catálogo de productos y servicios e identificar la clave de los productos o servicios que vendemos, y asignarla en nuestras facturas:
  • Si no asignamos la clave, no podremos facturar con la versión 3.3 de CFDI o Nueva Factura, como la conocemos.
  • Todo empresario sabe que si no facturamos, nuestra operación se detiene: no vendemos, no hay ingresos, podemos estar en problemas económicos serios.

2. Conocer y configurar el Catálogo de unidades y medidas. Esto ayudará a clasificar cómo vendemos nuestros productos y servicios: lo hacemos en metros, litros, piezas, horas, etc.

  • Las unidades y medidas es un requisito de la Nueva Factura y no proporcionarlo; otra vez, no podremos facturar.

3. Saber el Uso CFDI que dará nuestro cliente al comprobante fiscal.

  • Este dato ahora es muy relevante porque, dependiendo del uso que le den nuestros clientes a las facturas, ayudará para la comprobación y deducción de gastos.

4. El dato de Método y Forma de Pago, también se vuelve un dato indispensable como otro cambio muy importante.

  • ¿Por qué? En la facturación diaria de una empresa informar este dato, o atributo, ayudará a identificar exactamente como se pagan nuestras facturas.
  • Si lo sabemos, obtendremos control de nuestro flujo de efectivo porque sabemos cuándo y cómo nos pagarán.

El empresario, el Contador no tendría por qué pensar que atender estas acciones resulta una tarea difícil. Si contamos con la información y adicionalmente con el respaldo, la especialización y trayectoria de una empresa dedicada al desarrollo de software empresarial, se obtiene la certidumbre y tranquilidad de que nuestro software está actualizado y preparado para estos cambios, además de contar con la capacitación y asesoramiento necesarios.

Acelera la curva de aprendizaje en su implementación y cumple lo más rápido con la Nueva Factura.

Topics: #ContaParaNoContadores, #TuGuíaFiscal, Tendencias Fiscales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE

REDES SOCIALES