Las promociones te ayudan e impulsan tus ventas

Publicado: 18 Oct 2016 Por: Andrea Rodríguez Gutiérrez

Hoy en día, los clientes de una empresa no sólo adquieren un producto o servicio basándose en el costo. En su decisión de compra, consideran aspectos adicionales: calidad, reputación, servicio, facilidad de uso y valoración y recomendaciones de amigos, familiares y otros conocidos que ya hayan adquirido, incluso usado, el producto o servicio; que en conjunto brinden una verdadera experiencia con la marca.

Pero: ¿qué hacer para atraer nuevos clientes?, ¿cómo incentivar a los clientes actuales?, ¿cómo fidelizarlos y mantenerlos actualizados?, ¿cómo vender más de un producto o servicio? Todos sabemos que ofrecer ofertas, promociones y descuentos, es una de las herramientas de Mercadotecnia más utilizadas por las empresas para promover sus productos y servicios.

Incluso, estas acciones ayudar a crear una excelente experiencia con nuestros clientes. Por eso, te compartimos algunas recomendaciones que puedes considerar al diseñar una promoción.

Un punto de partida al hacerlo es definir el beneficio real que obtendrán los clientes: un descuento, dar una degustación de nuestros productos, lo utilicen durante algún tiempo sin costo, trato especial. Para ello, puedes echar mano de cupones de descuento, muestras gratis, días de prueba, precios especiales, productos gratis, etc.

Sea cual sea la opción elegida, no olvides establecer la dinámica para obtenerlos.

Una vez definida la esencia del beneficio, determina los siguientes puntos a la hora de diseñar una promoción:

 

A quién va dirigida: clientes actuales, nuevos, un nicho de mercado específico o si aplica para todos.

Temporalidad: consiste en incentivar la compra en un periodo de tiempo que motive al usuario a tomar la decisión.

  1. Detallar la mecánica para obtener beneficios: descargar cupón, obtener una prueba o definir en dónde puede hacer válido el descuento.
  2. Políticas y restricciones claras; esto para evitar malos entendidos o molestias de los clientes.
  3. Personalizar la promoción: es sencillo, define un encabezado que llame la atención con una idea creativa, un juego o una frase que enganche y adaptándola a la imagen de tu propia marca.
  4. Llamado a la acción: elabora un cierre que incentive a concretar una acción en específico para que la promoción sea efectiva: llamar, contactar a un distribuidor, descargar un formulario o visitar un sitio web o lugar.
  5. Por último y no menos importante, definir los medios de acuerdo con el público objetivo para difundir o dar a conocer la promoción; y de este modo tenga un verdadero impacto con tu público objetivo. Por ejemplo:
  • Impresos (volantes, carteles, flyers)
  • Difusión por redes sociales
  • Publicación en tu sitio web
  • Ofertarla en Exposiciones y puntos de venta, entre otros

Además, recuerda que ofrecer un descuento atractivo en tus productos o servicios, provocas una experiencia positiva, darán como resultado una recompra o la compra de productos adicionales de la misma familia. ¡Manos a la obra: a elaborar promociones!

Nueva llamada a la acción

Topics: Gestión de tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueva llamada a la acción

REDES SOCIALES